Si la tendencia en el interiorismo de los hoteles era crear espacios comunes y de convivencia, los nuevos retos con la pandemia de la COVID-19 pasan por afrontar nuevas propuestas de diseño y tecnología.

De cara a la vuelta a la actividad en la fase de desescalada del confinamiento, los hoteles se enfrentan a nuevos retos para cumplir con las medidas necesarias para minimizar los riesgos de contagio de COVID-19 y poder garantizar la seguridad: medidas que pasan por readaptar el diseño y también la tecnología y la domótica. Además de hacerse con todo tipo de materiales higiénicos como mascarillas, geles hidroalcohólicos y otras medidas de desinfección y limpieza, lo primero que surge como necesidad es cómo gestionar el uso de los espacios comunes. Para adentrarnos un poco en las posibles soluciones.

Habitaciones y domótica
Aparte de las medidas de higiene y limpieza, se considera es que la domótica se va a convertir en la protagonista de las implementaciones en los hoteles. Existen ya maneras para controlar todo a partir de aplicaciones en el móvil, desde las cuales podremos abrir las puertas, controlar la luz y la temperatura de la habitación, poder hacer un check-in sin ningún tipo de contacto, etc. además, es una inversión que supone una mejora directa en los hoteles, que muchos de ellos ya estaban implementando, y que cuando todo esto pase, quedará.